¿Qué enseña el Taekwondo?

Los estudiantes de taekwondo participan en un arte marcial coreano que aprovecha la estricta disciplina personal para desarrollar la fuerza de cuerpo y mente. Los profesionales se benefician de elevada autoestima, fortificada salud personal, y habilidades de autodefensa formidables. La instrucción en la técnica también infunde la integración social equilibrado y distinción positiva de carácter moral. El plan de estudios se compone de una amplia biblioteca de movimientos físicos que se introducen y se cultiva bajo el paraguas de cinco principios fundamentales.

El primer principio: Cortesía

  • Video: 20 Ejercicios básicos de Taekwondo para niños y jóvenes

    La formación se realiza principalmente dentro del dojang, sin embargo, la práctica impregna todos los aspectos de la vida diaria. Cortesía se inculca en los estudiantes de la eliminación de los zapatos al entrar en una instalación de entrenamiento y al exigir a los estudiantes a inclinarse al saludar a un instructor. Los estudiantes son entrenados para enfocar toda su atención en el momento presente al recibir la instrucción. Consistentemente hacerlo desarrolla la capacidad de aprendizaje de un alumno al asistir a la escuela y su carácter general, cuando en presencia de otras personas, especialmente los ancianos.

El Segundo principio: Integridad

  • La lealtad y la honestidad se entretejen en el principio de la integridad de taekwondo. Lealtad a la familia, los amigos, la escuela y la auto son valores fundamentales que se arraigan como los estudiantes aprenden la responsabilidad por las palabras y acciones. Este rasgo de carácter se expresará en el combate, ya que no aprende a telegrafiar sus movimientos, overcommit en su ofensiva, o golpear a otro estudiante con malicia manifiesta. Integridad se refuerza aún más como instructores va a insistir en patadas, puñetazos y formas de ser ejecutados como perfectamente equilibrada posible una y otra vez docenas de veces. Atajos y trampas están estrictamente desecharon. El uso de huelgas para ningún otro propósito que la defensa propia o en defensa de otros se enseña como una violación grave de la integridad.

Tercer principio: La perseverancia

  • Video: Niño que practica Taekwondo: Aprendí disciplina y respeto

    dominio del aprendizaje y la eventual dominio de patadas circulares, patadas laterales, golpes de mano y formas complicadas requiere dedicación. Los requisitos físicos para avanzar como artista marcial del taekwondo puede presentar enormes desafíos a una persona. Como a encontrar maneras de superar sus limitaciones, a maximizar sus posibilidades de éxito fuera del dojang. La consecución de un título universitario o una maestría, o terminar un maratón, son esfuerzos a los que se puede aplicar la idea de taekwondo de la perseverancia. Cómo aprovechar la voluntad de terminar lo que se empieza es algo que un estudiante dedicado llega a comprender.

El cuarto principio: el autocontrol

  • Un experto en artes marciales puede ser tentado para mostrar o usar sus habilidades para intervenir donde no debe. direcciones de Taekwondo esta a la vanguardia de su mandato, al exigir que aprender a ejercer su voluntad de progresar sobre su impulso a colapsar. Si el entrenamiento es difícil, el estudiante tiene que luchar a través de la incomodidad para extrapolar la lección más grande: Es más fácil y menos gratificante para dar en lo que es para seguir adelante. Esto transfiere a la vida cotidiana como estudiante experimenta la diferencia entre atacando a algo que es frustrante y aplicar la paciencia necesaria para ganar la comprensión.

El quinto principio: Espíritu Indomable

  • Video: Clases de Taekwondo para niños, jóvenes y adultos en Los Olivos en Perú Índigo Arte y Movimiento

    A veces, la voluntad del alma puede empujar a una persona en adelante mucho después de que se hayan agotado todos los recursos físicos. El Taekwondo del estudiante experimenta esta noción a medida que aprende a entrenar a pesar de la lesión, para competir a pesar de la pérdida abrumadora, y para ver la victoria o la derrota pasada a la continuidad del camino de educación. Los estudiantes toman esto con ellos en su vida cotidiana, ya que superar la muerte de seres queridos, conmoción interna o cualquiera de los otros desafíos humanos que requieren una miríada de fuerza interior con el fin de cumplir.

Artículos Relacionados