Cómo ser un gran abogado

Aunque no existe una medida objetiva de lo que hace un gran abogado, los abogados de mayor éxito en su campo van más allá de ganar los casos. Son gente de negocios experimentado, conscientes de sí mismos que son analíticos, motivados y dispuestos a aprender de sus errores. Para ser un gran abogado, debe ser primero un estudiante de derecho diligente y aprende de los profesionales en el campo. Una vez que desarrollar su propia presencia en el ámbito jurídico, continúe para emular los hábitos de trabajo de los hábitos de los abogados más experimentados.

  • Video: La comunicación personal, elemento clave para un buen abogado

    Desarrollar hábitos de trabajo efectivos durante la escuela de leyes. Para ser un gran abogado, que necesita una gran educación legal. Incluso si usted no asiste a una escuela de derecho de primer nivel, aprovechar la amplia gama de recursos que ofrece su escuela, incluyendo clases de investigación y escritura, programas de desarrollo profesional, y servicios de asesoramiento profesional. El Consejo de la Facultad de Derecho de Admisión describe su educación legal como un "marco" para el resto de su carrera.

  • Video: Cualidades de un Buen Abogado - El SECRETO

    Aprovechar las oportunidades de escribanía. Después de su primer año de derecho, usted tendrá la oportunidad de trabajar bajo la supervisión de un abogado con experiencia o un juez como un empleado de estudiante. Durante su pasantía, ver cómo se comunica su supervisor, se comporta en las oficinas, y se acerca a los casos difíciles. Hace notas sobre lo que se observa y se refieren a ellos periódicamente.

  • Ser consciente de sí mismo. Grandes abogados tienen confianza en sus habilidades, pero también tienen una evaluación realista de sus debilidades. Si usted es un recién graduado del colegio de abogados o un abogado veterano, obtener retroalimentación de sus supervisores y colegas y entender qué pasos debe tomar para mejorar su rendimiento.

  • Entender sus limitaciones. Incluso los más grandes abogados no toman todos los casos o tareas relacionados con la oficina que viene a través de sus escritorios. Si usted siente que no es el mejor abogado para el caso, pasar a lo largo de un colega, informa Business Management diario. Del mismo modo, si se queda sobrecargada de trabajo, delegar tareas administrativas a su paralegal o secretaria para que pueda estar al tanto de las fechas límite.

  • Ver más allá de su propia perspectiva. Si quieres ser un gran abogado, tendrá que ser capaz de ver los casos y situaciones desde la perspectiva de su cliente no sólo, sino también la de los consejos, juez y jurado de oposición. Para asumir múltiples perspectivas requiere una mente abierta-analítica, así como la experiencia de trabajo tanto para los demandantes y demandados.

Artículos Relacionados